Relato: La vendedora de caramelos



Relato: La vendedora de caramelos

Tenía un año que me había graduado de la escuela de sub oficiales de la policía, y después de prestar servicio en la zona de la selva donde se combatía el narcotráfico, por fin me trasladaron a la ciudad, mi primer servicio fue realizar vigilancia en los alrededores de un populoso mercado, a mis compañeros les toco vigilar un parque cercano donde se dedicaban a espantar a las mujeres que ejercían la prostitución clandestina en las calles, siempre me decían que pidiera mi cambio para estar con ellos, que las putitas te daban los polvos gratis para que las dejaran trabajar.
- Vente con nosotros Rodrigo – me decían – las putas te dejan que te las tires gratis si es que te haces de la vista gorda y las dejas trabajar, el resto del día es puro relajo.
- Si – les contestaba yo – voy a pedirle al capitán para que me transfiera con ustedes.
Pero el capitán no me daba mi cambio, mientras tanto mi trabajo consistía en erradicar los vendedores ambulantes que se posicionaban en la puerta del mercado e impedían el tránsito de las personas, había de todo niños, niñas, señoras, señores y hasta hombres jóvenes que podrían estar trabajando en otra cosa, estos eran los más peligrosos, ya que su principal labor era robar a los compradores y lo de ambulante era la fachada para pasar desapercibidos, todas las mañanas tenía que alejarlos y después cuidar que no regresen para velar por la seguridad de los compradores, sus protestas eran las mismas.
- Ya pues jefe, déjenos trabajar, aunque sea un rato.
Pero no hacía caso a sus protestas y los botaba, las más difíciles eran las niñas, me ponían carita de pena para que las dejara quedarse, había una en especial, tendría unos 8 años, era la más terca, se quedaba hasta el final y me decía.
- Jefecito, ya pues déjeme un ratito, yo le invito caramelos para que me deje quedarme.
- No - le contestaba yo – nadie puede quedarse. Y terminaba echándola también.
Esta niñita era mi batalla diaria, como dije antes tendría 8 años, era de tez oscurita, pelo lacio, cuerpo delgadito, su ropa raída mostraba su condición económica, había algo en ella que no me molestaba sino que me atraía, siempre me habían gustado las mujeres más jóvenes que yo pero no las niñas, pero ella era un caso especial, cada día se atrevía a mas, me ofrecía parte de sus ganancias, que me iba a invitar a almorzar y otras chifladuras de niños, finalmente la echaba también, pero cada día era más difícil, ya que me gustaba conversar con ella, hasta que un día me dijo:
- Jefe, hago lo que sea porque me deje quedarme.
- Estas segura? – le pregunte.
- Si jefecito, hago lo que sea.
- Está bien, espérame atrás del contenedor de basura que ahorita voy – le dije.
Después de echar a los otros ambulantes fui donde me esperaba la niña, la encontré escondida detrás del contenedor, para que no la vieran los demás, me senté en un ladrillo al lado de ella.
- Cómo te llamas? – le pregunte.
- Shirley, jefe – me contesto con una tímida sonrisa.
- Cuántos años tienes? - Seguí preguntando.
- Ocho años, jefe – me dijo confirmando mi calculo.
- Por qué quieres quedarte a vender acá y no haces caso cuando los boto a tus compañeros?
- Jefe, es que aquí se gana más que en otros lados – contesto con la mirada hacia el suelo.
- Y para que quiere una niña de 8 años ganar tanto?
- Es que la ayudo a mi mama jefe, para mis hermanitas, que son más chiquitas que yo tienen 6 y 4 años.
- Y tu papa no trabaja?
- No tengo papa jefe, nos abandono a mi mama y a mis hermanas hace tiempo.
- Y estarías dispuesta a hacer lo que sea para quedarte a vender aquí? - Le pregunte finalmente, ya con intenciones perversas en la mente.
- Si jefecito, lo que sea con tal de quedarme – me respondió con una sonrisa que le ilumino el rostro.
- A ver párate frente a mí.
Ella dejo su bolsita de caramelos a un lado y se puso de pie frente a mí, la atraje un poco más cerca y comencé a sobarle las nalguitas por encima de su bucito color rosa, ella no decía nada solo se dejaba hacer, por lo que me envalentone y comencé a acariciarle la conchita también por encima de la ropa, al ver que aceptaba le metí la mano por debajo del buzo en la parte posterior, acariciándole el culito directamente sin nada que se interpusiera, le abrí las nalguitas con los dedos índice y anular y con el dedo medio comencé a acariciarle su anito, ella estaba quietecita, note que tenía el culito sucio porque estaba húmedo y pegajoso, eso me excito mas, ya traía una erección considerable, le estaba dedeando el culito a una niña y me gustaba mucho, con la otra mano seguía sobándole la conchita por encima de la ropa, hasta que me anime y también se la metí dentro del buzo acariciando sus pequeños labios vaginales, se la abrí también y acaricie su pequeño clítoris, ahí comenzó recién a emitir pugiditos, continúe con la caricia por espacio de un par de minutos, como no había nadie en los alrededores me anime a decirle:
- Bájate el buzo y el calzoncito.
Ella obedeció, dejando a mi vista una pequeña conchita de color mas oscurito que el resto de su piel, aproveche ese instante para olerme los dedos que habían acariciado su culito y era un olor algo fuerte para una niña de su edad, pero embriagante y excitante, acerque mi nariz a su conchita y aspire su aroma, olía a berrinchito tierno y a algas marinas, que delicioso, un olor que solo las niñas tienen, le indique que abriera las piernas y al hacerlo me dejo una mejor visual de su conchita, los labios vaginales delgaditos y oscuros su interior de un rosa intenso, un pequeño agujerito en el medio y un clítoris hinchadito producto de las caricias, me anime y comencé a pasarle la lengua por ese manjar que era su conchita , que rico sabor, saladito con sabor a orincitos tiernos y a mariscos de mar, ella comenzó a gemir un poquito más fuerte.
- Jefecito que rico se siente, que me estás haciendo? Ahhh aaaaaggggghhhh oooohhh…
- Te estoy chupando la conchita nena, que rica que la tienes – conteste sin dejar de lamer ese manjar tierno, mientras con una mano le acariciaba el culito y con la otra le sobaba su pechito plano donde solo sus pezoncitos sobresalían, estuve en ese plan por espacio de 5 minutos hasta que Shirley comenzó a gemir más fuerte y rápido.
- Aaayyy jefe que rico que me haces aaaaggggghhhh uuufffff aaayyyy me orino jefecito, se me sale el pichito oooohhh me orinooooo jefecitoooo ya no aguantoooo aaaaahhhhh
- Orínate nomas Shirley que yo me lo tomo – le conteste sin dejar de lamer.
Hasta que se vino en un orgasmo increíble para una niña tan pequeña, se desembalso en una mezcla de jugos vaginales y orincitos, los cuales bebí con mucho morbo y excitación, hasta que ya no quedo nada, Shirley se desvaneció y tuve que cargarla para que no se cayera al suelo.
- Ay jefe que rico lo que me has hecho, me he hecho harto pichi – me dijo Shirley cuando se recupero.
- Eso se llama orgasmo Shirley y las mujeres los tienen cuando son felices – le conteste.
- Entonces soy feliz jefe, porque se ha sentido riquísimo – me dijo con una gran sonrisa de felicidad.
- Ya puedes ir a vender donde más te guste nadie te va a votar preciosa.
- Gracias jefe, y mañana también puedo vender aquí? - Me pregunto.
- Claro mañana vienes primero a este lugar y me esperas, después de hacer cositas ricas puedes vender
- Ya jefe - me dijo dedicándome otra sonrisa y subiéndose el calzón y el buzo se fue a vender sus caramelos.
Nos la pasamos casi todo el día juntos, ella vendiendo y yo vigilando, de rato en rato conversábamos de lo rico que había estado y de lo rico que iba a estar mañana, en otros momentos nos sonreíamos, esta nenita me estaba conquistando con su mezcla de inocencia y pasión, mañana seria otro día.



Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 6
Media de votos: 7.00


Relato: La vendedora de caramelos
Leida: 23262veces
Tiempo de lectura: 15minuto/s





Participa en la web








Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados





























relato madrastra vendio 3 ninas yPorno relato descuvri a mi pequeña hija 2 jorange.ruRelatos porno amor filial y tambien me cogi a mi hermana 4 bdlol.rupecado site:parma-build.rurelato xxxpadres. en el concirto con sus. hijitasrelatos eroticos paseaba boxerrelatos porno me cojieron en un viaje y nadie se dio cuentaPorno relato insesto puro jorange.ruRelatos porno amor filial hijos del diablo bdlol.ruPorno relato laura y sus incestos bdlol.ruPorno relato descubri a mi hija parte 2 jorange.ruRelatos porno amor filial mi amigo mis sobrinas y yo bdlol.rurelatos eroticos la pequeña de laRelatos porno amor filial mi hija de 11 bdlol.rurelatospornos trio con mi esposa y mi comadreRelatos erótico desvirge ami hermanita su hermoso culito y vagina virgen que apretitonina site:parma-build.rumi haijado esta buen mozo relatoxotro fin de semana relatosabuela me dejas que tefolleSubmanga filialcoji mi madre viudad de Mexico y la ise mi amante/relato38730_Cuidando-a-Nuestras-Sobrinas-2.htmlpecado site:parma-build.ruculito site:parma-build.rusacristia site:parma-build.ruMi inaudita vida (02) incestuosa relato eroticoRelatos porno amor filial mi vida de soltero bdlol.ruPor culpa de mi papi descubri que soy una nena bien putaculona site:parma-build.rubdlol.ru peque/relato35923_mami.htmlrelatos de actividades insestosoRelatos porno amor filial una mañana de buen sexo bdlol.ruavre el culo y las piernas para que le entre mas relato gayRelatos porno amor filial sobrina de 11 bdlol.ruRelatos incestopadre site:parma-build.rurelatos de tabu acariciadas Confesiones site:parma-build.rurelatos deincetos con mivesiname encanta la pantaleta que me puse aoraconfesion site:parma-build.ru/relato35015_alquilando-a-mi-hija-15---Lina-y-su-papa-en-casa.htmlpor dinero mi tío me desvirgo confesionesincesto relatosrelatos gay mi paparelatospornoMi hija le gusta dormir desnudaRelatos porno amor filial descubri a mi hija bdlol.rurelatos eroticos pechito falda pequeñaExcitado xxxgay relatorelato soy maestra muy cogelonami esposa llega cogida llena de esperma relatosRelatos porno de amor filial besando a mi madreabierto site:parma-build.ruPorno relato me amor filial jorange.ru/relato8982_Torturas-mortales-(IV).htmlrelatos mi esposo le gusta que me vista provocativarelato fresa violada por albañilMi papa me embarazo alos relatorelatos de actividades insestosorelatos pornos me llamo jesus y soy de caraboborelatos amorfilial sexosintabues.comporno/relato25914_Mi-nene-Juanma-(2).htmlrelatos gay mi papaRelatos porno de amor filial de fiesta con mi hijoconverto a mi esposo en gay relatosRelatos porno amor filial mi hija de 11 bdlol.rusexo relato jugando con mi pequenaPapito, ya me canse de chuparte la polla 2sexo sin tabues 3.com relatos relatos cuentos porno bdlol.ru