Relato: Las mujeres ajenas





Relato: Las mujeres ajenas

No se si a muchos hombres les sucedera lo mismo que a mi y cuantos realisaron sus fantasias y me pregunto. Porque las mujeres ajenas se antojan mas que la misma esposa?
Yo me pregunto esto porque mi mujer sin pasar de ser exagerado es mucho mas bonita y buena que su mama y su hermana y ademas para cojer es de lo mejor no hay nada que no le guste hacer y que no hayamos hecho. Mi mujer es de pechos 36 bien paraditos con unos pezones adornados con una aureola negra, su cuerpo con una curvas bien chulas, buenas nalgas y sus piernas son bien torneadas. Mi suegra es gordita, unos pechos grandes y caidos y sus pienas si son torneadas pero no como las de mi mujer. La hermana aun siendo menor tambien es gordita y cuando la he visto sin brasiere se le menean como gelatinas al sol y aun asi se me antojan mas que mi vieja y cada ves que cojo con ella estoy pensando en las dos y solamente asi tengo una venida fabulosa y lo mejor es que pude lograr mi fantasia de cojermelas no al mismo tiempo pero si lo hice y se me siguen antojando las dos.
Las dos sabian que me gustaban porque varias veces me vieron como las miraba, con ojos de deseo y nomas se reian y me provocaban.
Una noche que mis suegros nos visitaban, estuvimos todo el dia platicando y comiendo con unas buenas botellas vino, mi suegra traia un vestido abajito de las rodillas, su brasiere era tan delgado que se le veia sus pezones y ademas delgado que con el sol se le veian sus piernas y yo no paraba de mirarla y claro se dio cuenta.
Ya muy noche, como a mi suegro se le subieron los tragos decidieron quedarse a dormir en nuestra casa, mi mujer les preparo la recamara y yo me fui para la cochera que yo habia convertido en sala de jego, tenia una mesa de billar, una barra con toda clase de bebidas, un sofa/cama con sillas y una television de pantalla grande, creyendo que se dormirian, mi muer se despidoo diciendo que me esperaba en la recamara, esa noche ella andaba en su periodo asi que sabia que no habria nada de nada y ella se fue y me puse a ver la tele, me sente en un sillos y cuando crei que todos dormian puse una pelicula porno, yo no dejaba de pensar elas chichis de mi suegra y sus pezones bien parados, con un trago en la mano y comodamente me saque mi verga y viendo la pelicula me la comense a jalar, yo estaba de espaldas a la puerta y no senti cuando entro mi suegra, ella por la fomra que estaba la tele tampoco veia la imagen y de pronto me sobresalte al escuchar su voz.
-Oh! aqui estas? Yo pense que se habia quedado la tele encendida y no habia nadie. Que estas viendo?
Ella alacanso a verme con mi verga en la mano y ttrate cubrirme pero fue tarde me alcanso a ver y se fijo en la pantalla y vi que veia una pelicula porno.
-Como eres cochino, todos los hombres son iguales, les encanta ver esas porquerias yo no se como lo disfrutan.
-Porque asi uno hecha a volar la imaginacion, viendolas para experimentar con la mujer y no dejar que se vuelvan aburridas las relaciones. No me diga que no les gustan?
-Estas loco? Que me gano con verlas, no para mi no es otra cosa que basura.
Pero yo veia que ella no quitaba la vista de la pantalla y en ella se veia de como un hombre negro se cojia a una mujer blanca por el culo y ella gritaba de pasion y se movia como una loca, pasaba de la pantalla a mi y me veia tratando de ver mi verga cubierta.
-Venga sientese para que la mire, agarre un trago y sientese, le aseguro que se va a emocionar.
-Y que me gano si me caliento con tu suegro dormido.
Yo note que su respiracion estaba agitada, traia una bata y sin sosten y tenia sus pezones bien parados pero aun asi no dejaba de ver la pelicula, ella tomo un trago de licor y se lo tomo todo de un trago y se sirvio otro e hiso lo mismo, yo me levante para servirme otro y ella me vio con la verga bien parada.
-Ya es suficiente, mejor me voy esto se esta poniendo muy arriesgoso.
Y cuando caminaba hacia la puerta, vi como las piernas le temblaban, me le acerqeu y por detras y poniendo mi verga en sus nalgas para que la sintiera, la abrace de la cintura.
-No te vayas y sientate, terminemos de verla ya lo mejor podemos experimentar cosas atrevidas.
Yo senti que su cuerpo temblo y trato de safarse y con los movimientos sintio mi verga bien pegada a su cuerpo, se estaba calentando y aproveche para subir mis manos y tomarla de sus pechos y se los masajee con dos dedos le apretaba sus pezones.
-No hijo eso no esta bien tu eres el esposo de mi hija, ya dejame por favor, sueltame te lo pido.
Ella trataba se safarse de mis brasos pero no lo hacia con fuerza, yo la aprete mas y jugaba con sus pechos enormes, siguio diciendome pero su voz era muy debil casi como un susurro, trataba de quitar mis manos de sus pechos pero le tome una y la puse en mi verga, la retiro rapido pero yo segui insistiendo y al rato ya le dejaba ahi y me masajeaba, seguia diciendo con la cabesa que no pero yo la apretaba mas y al mismo tiempo le soltaba su bata y se la bajaba de los hombros y logre sacarles sus pechos grandotes, apetecibles listos para ser comidos, me separe un poco de ella, lo suficiente para sacarme la verga y asi ella pudiera jugar mejor, con su dedo pulgar me masjeo la punta y recojia los jugos que me salian, callo su bata al suelo y le baje su calson y puse una mano en su raja bien peluda y la obligue a que se abriera de piernas y comense con el masaje en su raja, comenso a gemir y se movia, quise voltearla para besar su boca pero no quiso que lo hiciera, dure un momento tocandole su raja y sus pezones ella seguia jugando con mi verga y decia que no pero no me soltaba y seguia y de pronto comensoa temblar y su cuerpo se puso tenso y cerro sus piernas y atrapo mi mano y se dejo venir, fue un orgasmo callado, su cuerpo no dejaba de temblar y senti como me apreto mi verga tan fuerte y aun no paraba de venirse cuando la incline sobre la barra y le abri sus piernas, me puse en posicion y de un golpe se la meti y ella dio un grito de satisfaccion al sentirla dentro, los dos comensamos a movernos, movia la cabesa de un lado al otro.
-No te vayas as venir dentro de mi.
Su voz entrecortada por el placer que recibia.
-No me quiero venir dentro de tu raja, me quiero venir en tu culito.
-No por ahi no, nunca lo he hecho.
Y aun seguia diciendo cuando se la saque y mi verga lubricada con sus jugos se la meti por el culo, ella grito de dolor y satisfaccion y quiso sacarsela pero la tome con fuerza de sus cintura y mas se la metia, gritaba y no paraba de moverse para sacarsela pero no podia y sus movimientos acelero mis venida pero me detuve, no queria venirme tan pronto, se al saque y elal suspiro creyendo que ya no se lo volveria hacer pero se la volvi a meter otra ves y asi lo hacia, vi que de sus ojos salian lagrimas, no se si de dolor o satisfaccion pero yo seguia dandole, apreto el culo y dandole la ultima metida solte mi chorro y le llene su culo, y cuando se la saque ella se puso su bata y se fue a dormir, sin decir nada salio,yo me sente en el sillon y sonreia al pensar de ya habia caido y ahora me faltaba la otra hija y promnto lo haria, yo lo presentia.
Al dia sigueinte, ella trataba de no estar a solas conmigo me sacaba la vuelta y no me miraba para nada y como a medio dia dijo que ya se irian y se fueron.
-Viejo. Te fijaste en mi mama? En todo el dia no dijo nada, como si estuviera enojada. Se pelearia con mi papa?
-Quien sabe,no te puedo decir.
Paso el tiempo y ellos qu enos visitaban mucho no se paraban a la casa y yo pense que mi mujer al notar la falta de sus visitas podria sospechar y decidi hablar con ella y fui a visitarlos. Cuando llegue no estaba nadie mas que ella y al verme y trataba de no dejarme entrar pero la convenci y le dije que teniamso que hablar y entramos y nos sentamos y le explique que lo que habia pasado no era otra cosa mas que dos cuerpos desosos de placer y que no se sintiera mal por lo sucedido y despues de un buen rato platicando se quedo convencida y nos dimos un abraso yo quise tocarle sus pechos pero me dijo que no que no volveria a suceder mas y no se dejo tocar, yo no inisiti y convencido sali y me regrese y al siguiente fin de semana nos visitaron y todo volvio a la normalidad.
Su hermana? Si tambien tuve la suerte de darle. Como? les contare en otra ocasion.

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 2
Media de votos: 9.00


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: Las mujeres ajenas
Leida: 1306veces
Tiempo de lectura: 600minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato







Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados