Relato: Ocupé el lugar de mi madre



Relato: Ocupé el lugar de mi madre

Ocupe el lugar de mi madre


Hasta el momento en que estuve parada frente a la tumba de mi
madre me di cuenta que estaba sola en el mundo, que sería de mi?. No conocí a mi
padre. Yolanda, mi madre, me dijo que nos había abandonado. Ella era una mujer
muy hermosa, siempre se preocupo por mantenerse bien, Trabajaba en las oficinas
de gobierno, todos los días, salía muy temprano bien arreglada, y regresaba muy
tarde, yo la veía alejarse con su traje sastre de falda pequeña, o con un
pantalón azul marino pegado, su ropa marcaba su hermoso cuerpo y acentuaban su
andar cadencioso. Los sábados por la noche, transformada en una mujer demasiado
sexy, muy atractiva salía, no la volvía a ver hasta la mañana siguiente,
despertaba de las dos o tres de la tarde, se arreglaba y salíamos a dar una
vuelta. .



Hasta que yo cumplí 12 años jamás le conocí un novio, un día
vino a casa Miguel Ángel, al verlo me quede impresionada, Es un hombre alto, con
unas sonrisa encantadora, mirada muy fuerte, poseedor de una sonrisa
encantadora, pasaba muchas horas en casa, acompañando a mi madre. Desde un
principio me gusto mucho. Era todo un hombre.



Los domingos salíamos a comer, luego al cine, o al parque,
Miguel jugaba conmigo, era muy consecuente, yo solía montarme en su espalda
haciéndome caballito, Al subirme sobre su espalda me tomaba por las nalgas, yo
sentía una rica sensación, en su momento me decía lo mucho que me quería, y lo
mucho que yo le gustaba, me alborotaba la cabellera, me daba besitos en las
mejillas o besos pequeños en la boca, la caricia me dejaba aturdida.





Te llevas bien con Miguel, te gustaría para papá? me
preguntaba mi madre.


Si, mami, me gusta mucho para papá.





Por las noche mi madre me mandaba a dormir temprano, yo no
tenía sueño, una noche no podía dormir, baje por agua. Y los mire. Mi madre y
Miguel se besaban apasionadamente, él el acariciaba a mi madre, ella montada
sobre sus piernas besándolo con su boca abierta, fue un beso, ardiente,
prolongado, él le mordía las orejas, metiendo sus grandes manos bajo su faldita
le quitó le quito los calzones, acariciaba sus nalgas desesperadamente, con
deseo, con ardor. Miguel el hombre de mis sueños haciendo esas cosas con mi
madre



Luego se hincó frente a ella, Metió su cara entre sus
piernas, sus grandes manos la agarraban por las nalgas, ella se retorcía de
placer y le decía cosas, incitándolo a que continuara a que la satisficiera
sexualmente, entonces ella se aferro a la cabeza de él y poniendo todo su cuerpo
rígido le dijo.





Si, así, sigue, sigue mamando, que me vengo papito, me
corro bien sabroso, bien rico.


Vente, en mi boca chiquita. Vente. Termina.


Uffffff Ya papito, ya me vine, me vine bien sabroso,.





Entonces él se quito el pantalón y su trusa, apareció un pene
impresionante, ella lo miraba con gusto, miraba aquella verga con ojos de de
deseo, de gusto, para mi gusto era una verga grande, preciosa, a mi me parecía
enorme. Ella comenzó a acariciarla con sus manos, le descubrió la cabeza, y le
toco sus testículos, luego con su lengua lamió su brillante cabeza, luego a todo
el largo tronco. Abrió su boca y comenzó a chuparla, yo pensé que no le cabria,
mamaba desesperadamente, una u otra mes salía y entraba a su boca.





Sigue, así cariño, que sabroso mamas, que rico me la
chupas.





La vista de Miguel Ángel estaba perdida, de verdad estaba
disfrutando de la rica mamada que mi madre le estaba dando, mientras ella se la
tragaba toda. Luego el le dijo espera amor, espera, quiero ensartarte, ella se
tendió sobre el sillón, con las piernas abiertas, el se puso entre ella, y se la
apunto en su concha, y poco a poco fue introduciéndola. Ella gritaba, lo
incitaba a que la cogiera, no soporte mas y corrí a mi cuarto y me tire en el
llorando de rabia.



Un día Miguel por fin llego con sus cosas a quedarse en casa,
él ocupó un lugar en el cuarto de ella, pero a pesar de eso, resulto ser un
hombre adorable, buen esposo, nunca le faltaba el dinero. Entonces hubo mas de
comer, y mas cosas en la casa. Mi madre continuó trabajando, Miguel me
consentía, yo seguía admirándolo, como amigo, pero también como hombre, aunque
sabia que ese era un sueño irrealizable para mi. Miguel Ángel era el marido de
mi madre.



Tan luego que Ángel llego a casa, todas las noches que me
mandaban muy temprano a dormir, yo no me dormía, siempre se escuchaban ruidos,
lamentos, jadeos de mi madre y de Miguel, yo imaginaba que hacían lo mismo que
aquel día que los mire en la sala de la casa.



El tiempo pasó, no se cuanto tiempo trascurrió quizá un año.
yo me sentía mas madura, aunque un poco mas solita, pues mi madre llenaba todos
los momentos que Miguel, y yo pues creciendo, ya un poco mas embarnecida.



Un día estaba solita en casa, me arregle con ropa muy linda,
con ropa interior ya propia que guardaba celosamente, con unas zapatillas de mi
madre que ya casi me quedaban bien, me maquillé, quede muy, en eso escuche un
ruido. Me quede helada. No era hora de que alguien llegara a casa, salí rumbo a
mi cuarto, parado frente a mi cuarto estaba Miguel Ángel





Vaya, Vaya, pero que veo aquí. Mira nada más una linda
muchachita.


No pienses mal papi, yo no soy lo que tú piensas.


Que dirá tu madre si le platicara? Para lo que me gustan
a los putos.





Me lo dijo gritándome, tomándome por los hombros y
jaloneándome. Se miraba sumamente enojado, me lo recriminaba. Nunca antes le
había llamado papi, esa vez lo hice como queriendo, esconderme mi acción.





No, por favor papito, no le vayas a decir a mi madre. Te
juro que no vuelve a suceder


Pues creo que lo debe saber, para que ponga un remedio a
esta situación.





Luego me dio muchos consejos, que yo era un hombrecito, que
no necesitaba de esas cosas, ya mas calmado me sentó sobre sus piernas, así como
estaba yo vestida, me dijo que ese seria un secreto entre nosotros, pero que le
prometiera que no volvería a suceder.





Te lo juro papacito, lo hice pensando que me ibas a
querer un poco más. Siento envidia porque quieres más a mi madre.





No Pienses, te quiero mucho, como un hijo, Tu madre es
diferente, ella es mi pareja, tu eres mi campeón el hombre de la casa cuando el
no estuviera. Mientras acariciaba mi pelo, una de sus manos las puso sobre mis
rodillas desnudas. Yo sentí un escalofrío en todo mi cuerpo, le di un beso en
las mejillas, y el correspondió con otro en mi boca, luego con unas palmaditas
en mis nalguitas, me dijo:





Ve a cambiarte tu madre esta por llegar, no debe verte
así, voy a invitarlos a comer fuera.


Si papi, yo quiero una hamburguesa, ya sabes que me
encantan.





Lo prometido ese día Jamás cumplí por supuesto, seguí
vistiéndome de niña, poniendo cuidado que no me sorprendiera, haciéndolo, por
las noches antes de dormir, me bañaba, me ponía la ropa interior mas bonita que
tenía, por ese tiempo ya tenia mi propia ropa interior, desde entonces me
gustaron las medias y ligueros, las batitas ligeras, y cosas así,



Todo marchaba bien, mi madre había ocupado un puesto más
importante, a Ángel le iba bien en su trabajo, habíamos comprado una camioneta
minivan ultimo modelo, en ella salíamos de paseo, Con Miguel Ángel mi madre
disfrutábamos de su compañía, un hombre muy atento con ella y conmigo, todo era
felicidad,



Por las tardes cuando estaba solita me metía en mi cuarto y
me arreglaba muy bonita, con la ropa más linda y delicada que tenia, a veces me
vestía de colegiala, otras como toda una señorita, con una preciosa minifalda.
Una tarde con la seguridad de que mi madre tardaría y que Miguel Ángel andaba
fuera de la ciudad, decidí salir a la calle, vestida como toda una señorita ya
casi de noche me fui a un bar muy discreto, Ahí conocí a Javier un señor, como
de 35 o 40 años, muy agradable, me pregunto que si no estaba muy jovencita para
entrar ahí, le dije que tenia 18, acepto mi mentira, pero no dijo nada mas, me
invito una copa la cual acepte, estuvimos platicando, me dijo que a el le
encantaban las jovencitas de mi edad, que si aceptaba ser su amiguita, incluso
le acepte un beso, hasta la fecha seguimos siendo amigos.



No me di cuenta de la hora, sentí que el tiempo había pasado
muy rápido, me despedí de él y salí a la carrera, esperando llegar pronto a
casa, cuando entré, Miguel Ángel había llegado, trate de escabullirme hasta mi
cuarto, un poco de suerte lo lograría, al llegar, me quede helada, estaba parado
frente a mi cuarto, yo esperando una fuerte reprimenda.





Estás preciosa, eres una señorita muy linda. A ver cariño
camina hacia allá y regresa.





Sentí su mirada puesta sobre mi cuerpo, una mirada morbosa,
llena de deseo, caminé lo más sexy y coqueta posible, lo mire a la cara y pase
mi lengua por mis labios, me di una vuelta para mostrarme ante él, al final me
dirigí a mi cuarto y le mande un beso con la mano. No me dijo nada mas, me sentí
la mujer más sexy del mundo ante su mirada.



Por ese tiempo mi madre comenzó a sentirse desmejorada, la
situación cambio. Mi madre fue internada en el Hospital sometida a fuertes
tratamientos, Miguel Ángel pasaba los días cuidándola. Yo, en casa, esperando
noticias, que casi siempre eran malas. Miguel Ángel, se veía muy preocupado. Yo
no le preguntaba, sabía que las cosas no estaban bien. Casi un año trascurrió
hasta que por fin un día mi madre falleció.



Luego del sepelio ya en casa, Miguel Ángel me tomo en sus
brazos de manera muy tierna, me dijo que el sentía mucho la muerte de mi madre,
pero que ahora deberíamos resignarnos. Dijo que no me preocupara, siempre vería
por mi, era la promesa que le había echo a Yolanda. Que respetaba mi forma de
pensar, y de sentir, que debería ser yo misma, respetaría mis gustos, mis
necesidades, mis deseos, Se disculpo por lo sucedido aquella vez, ahora
reconocía mi forma de ser, que si a mi me agradaba, adelante. Y dándome una
nalgadita y me dijo.





Cariño, que esperas ve a cambiarte, usa la ropa de tu
madre, la que mas te guste, te comprare ropa exclusivamente para ti, la que
mas te guste. Como vas a llamarte desde ahora.


Beatriz, papi, me gusta mucho ese nombre, pero tu llámame
Bety, muchas gracias


Claro mi amor, te llamaré Bety, como a ti te agrade.





Subí a mi cuarto, feliz, por fin lograba mi mas grande deseo.
Ser toda una niña. Gracias a mi papi que me aceptaba así, como a mi me gustaba.
Me arregle lo mas coqueta que pude, con una falda pequeñísima, una blusa
escotada, y una ropa interior preciosa, me calce unas zapatillas de mi madre,
muy pintada de mi boca y mis pestañas, baje





Preciosa, sencillamente preciosa. me has dejado
impresionado mi amor.


Gracias papito, todo lo aprendí de ella, al verla yo la
miraba se arreglaba.


Pues, vamos a cenar a un lugar agradable así
platicaremos.


Si papito, vamos.





Me tomo de cintura hasta el auto, al subirme, y sentí su
mirada precisamente en mis piernas. Luego condujo hasta un Restaurante muy
elegante. Pasamos una tarde deliciosa, platicando y disfrutando el contenido de
pidió una botella de vino rojo un mesero muy solicito nos atendía.





Debemos platicar como va a ser tu vida, pienso que ya
decidiste como deseas ser, no puedo privarte de lo que deseas y necesitas,
siempre me pareciste muy linda y femenina Ahora vamos a hacer varias cosas.


Siempre lo he deseado papito, soy una niña, de mente y mi
deseo es vivir así.


Por lo pronto vamos a cambiarnos a mi departamento, a
iniciar una vida nueva, ahí nadie te conoce, iras a otra escuela. Y
buscaremos ayuda profesional para que tus senos comiencen a crecer. Te
parece bien?


Claro que si papito. Eso es lo que quiero.





Estuvimos hablando de muchas cosas, nunca había esperado eso
de él, ahora lo tenía. Luego me llevo a una boutique, para comprarme ropa, era
mi primer vez, nadie antes hizo por mi eso, escogí dos faldas pequeñitas, dos
pantalones de tela stetch, pegadísimos a mi cuerpo, una bata cortita para
dormir, muy linda, transparente, dos juegos de ropa interior todo con el visto
bueno de Miguel Ángel.





Te vas a ver preciosa con esas minifaldas cariño


Tu crees papito? No están demasiado cortitas?


Quieres usarlas? Cariño, vas a lucir estupenda


Si, si quiero, si tu crees que me quedaran bien me la
llevo.





Dos días después nos cambiamos a su departamento, muy bonito,
amplio, con mucha luz, tiene dos recamaras, un pequeño estudio con Divanes, una
cantina con todos las bebidas Televisión y computadora, cocina, comedor y una
amplia sala. La habitación principal esta decorada con sencillez, con una
supercama, me dijo cual sería mi cuarto, y con el paso de los días me acompaño
con un medico, y comencé mi tratamiento, para el crecimiento de mis senos



Pronto me acostumbre a la comodidad, él salía a trabajar, yo
me quedaba sola a disfrutar de mi feminidad, ver la tele, me vestía muy coqueta,
a veces solo con mi ropa interior con una bata muy corta y transparente.



A veces me animaba y me bien arreglada salía a dar la vuelta,
solía ir al bar que ya conocía, me hice amiga de Raúl, aquel señor que había
conocido mi primera vez. Raúl resulto ser profesor de una preparatoria, con el
pase ratos agradables, en entendió mi secreto, y me prometió su ayuda



Una tarde, al entrar al estudio, me encontré con Miguel Ángel
sentado en un banco de la cantina, vestido solo con su trusa, se notaba triste,
y que ya había tomado varias copas.




Todavía piensas en ella, verdad papito?


Si, aun pienso en ella.


No la vayas a olvidar jamás, pero ya no te atormentes.


No mi niña, ya no voy a llorar, ella ya descansa en paz,
y la vida tiene que seguir.





Me acerque a él, lo abrace cariñosamente, le di un beso en la
boca, el correspondió, y tomándome en sus brazos me estrecho tiernamente, tenía
sus piernas abiertas, y yo entre ellas, busco mi boca abierta, recibí un beso
con mucha pasión, su lengua busco la mía, sus manos acariciaron mi espalda, me
pego a su cuerpo, sentí como su pene comenzaba a ponerse rígido.





Papito, ya no te parezco un puto?


No cariño, eres una linda muchachita, y me gustas mucho.


De verdad? No me engañas. papito lindo?


Claro que no chiquita, me gustas y te deseo, te deseo
mucho.


Yo también te quiero mucho, y te deseo desde hace mucho
tiempo, papito.





Me beso en el cuello, sus manos bajo mi pequeña faldita
acariciaron mis nalgas, separándolas, tocando mi pequeño anito, lance un quejido
de gozo.





Así papito, así, me gusta mucho y te siento.





Bese su cuello con desesperación, me fui resbalando,
recorriendo con mi lengua húmeda todo su pecho, lamiéndolo con suavidad, sin
prisa, dirigió mi cabeza por donde debería besarlo, lamerlo, chuparlo, su cuerpo
tenía un olor a hombre a macho caliente, a macho deseoso.



Con mis manos delinié su pene contra su pequeña tanga, éste
se marcaba contra ella, queriendo salir. Lo mire directamente a los ojos, Miguel
Ángel adivino mi pregunta.





Tómalo, es tuyo, disfrútalo.





Acerque mi cara a su pene, así como estaba sobre su tanga, le
di pequeñas mordiditas, lamidas en la punta. Luego volví mi cara hacia él en
señal de aprobación.





Sigue mamita, sigue, es todo tuyo, sácalo de su prisión,
has de él lo que más te guste. Tómalo en tus manos y Acarícialo, descúbrele
su cabeza, lámelo, chúpalo.





Con mis manos lo acaricie sobre su trusa, lo hice lentamente,
como queriendo prolongar esa caricia que tantas veces quise hacerle, lo volví a
morder, a lamer, lo veía a través de la tela de su trusa, lo admiraba, lo
deseaba, quería prolongar el tiempo, no tenía prisa.





Anda, preciosa, sácalo para ti, bésalo, mámalo, desfruta
de mi verga.


Si, papi, me encanta tu pene, me fascina tu verga, se ve
riquísima, siempre me gustó.


Pues anda cariño no te quedes con los deseos.





Le baje la trusa entonces apareció desnuda, su cabeza
brillante, la cogí con mis manos, le di un beso en la punta de la cabeza y luego
la lamí, mis manos acariciaron sus testículos. por primera vez podía disfrutar
la verga de un hombre, y era precisamente la verga de Miguel Ángel, el hombre
que siempre había deseado, el que fuera el hombre de mi madre.





Mámame la verga Preciosa, chúpala gózala, disfrútala.





No lo pensé mas, abrí mi boca y la fui disfrutando, lamiendo,
chupando, mamando. Que delicia, ahora estaba yo ahí, mamando la verga que alguna
vez fue de mi madre, dándole mucho placer, una y otra vez salía y entraba a mi
boca, yo veía como se retorcía, como disfrutaba del momento. Hasta que me dijo,





Espera mi reina, detente.





Me tomo entre sus brazos, me llevo a su recamara, me puso
sobre la cama, con mis piernitas abiertas, el parado frente a mi, con su verga
erecta, su cara mostraba deseo, necesidad de tenerme. Hincándose frente a mi
acaricio mis nalguitas, mis pequeñas tetas, Se colocó entre mis piernas, lamió
mi pequeño penecito, luego se bajo abriendo mis nalguitas, lamió entre ellas,
que rico, que hermoso era tener sexo con Miguel Ángel





Mamita, te voy a penetrar.


Hazlo papito. Hazlo


Te puede doler mi reina


No importa lo estoy deseando.





Entonces se puso a mi lado, su cuerpo sudoroso, con olor a
hombre, con su verga bien erecta, me tenía loca, coloco su verga entre mis
nalgas, como preparándome para la introducción





Te gusta la verga, mamita.


Me encanta, me gusta mucho papito.


Eres tan caliente como ella verdad?


Si, me encanta tanto como a ella, pero ahora soy yo la
que te disfruta de ti mi amor.





Sentí una presión tratando de vencer el obstáculo. Cerré mis
ojos, yo ayude poniéndome flojita, y sentí como entraba, como me invadía.





Sigue papito, sigue. Méteme la verga, toda.


aguanta un poco mas cariño, ya va, ya te entra mamita.





Fue en ese momento que sentí como me invadía, como entraba su
verga dentro de mí, me llenaba. me satisfacía. Hacia presión para tenerme toda
empalada, su boca abierta buscó la mía, su lengua se junto a la mía, yo lo
abrace, me pegue a él, lo deseaba,





Si, papito, sigue, te siento dentro de mi, por fin.


Si, hijita, lo se, estas sabrosa, bien apretada,





Comenzó a moverse, a entrar y salir, lo hacía con mucho
cuidado, sus manos tocaron mis pequeños pechitos, y en mi pequeño pene bien
parado, sentía deseos de terminar de venirme, a él lo sentía tremendo, era mi
primera vez,





Si, papito, así, sigue, méteme la verga, toda, soy para
ti, soy tu putita.


Si mi reina, lo eres, y vamos a pasar momentos muy lindos
tu y yo. Vas a ver.


Mamita, estoy por venirme, siento que me viene, tu como
estas?


Igual papito, métela termina dentro de mi.





Entonces se puso rígido y sentí como exploto dentro de mi
colita, el me masturbaba.





Termina bebita linda, échalos fuera, anda mi reinita.



Entonces me vine en sus manos. Su boca se junto a la mía.




Por fin mi amor, que sabroso.


Si, mi reinita, que linda eres, que sabrosa estas.





Esa noche, disfrutamos, dormimos juntitos. Nos deseábamos los
dos. Por fin tenía al hombre que tanto deseaba.



Ojalá les haya gustado mi relato. Aun vivo con el. Pero han
pasado cosas que algún día platicare.




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 10
Media de votos: 8.30


Relato: Ocupé el lugar de mi madre
Leida: 9714veces
Tiempo de lectura: 14minuto/s





Participa en la web








Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados





















relatos eroticos mi mama maribelRelato cojiendo mi perrita en celo de la calletodo relato porno a mi sobrinito de 7 le gusta por el culitorelatos eroticos la nena me la puñetea bienrelatos eroticos su amiguita nos mirabaRelatos porno amor filial bdlol.ruPorno relato me amor filial jorange.ruhistoria de mirando a primita tocarserelatos heroticos control mental clases de matematicasrelatos de sexo anal con imajenescura site:parma-build.ruhistorias eroticas me folle a mi primita de 7 aniosPorno relato insesto puro 3 jorange.rurelatos xxx en la tienda de ropa con mi hijamonotomia de un sexagenario relatos eroticosrelato mi vecinita melanyhistorias heroicas mí sobrinitarelatos eroticos yo tan educada y no podia creer lo que deciarelatos xxx le regale ropa ami hijaRelato erotico el inicio de una puta 4relatos xxx le di un afrodisíaco a mi hijarelatos xxx se le cae la baba a mi padrepadre site:parma-build.rurelato erotico mi hermano tiene una verga grande y ancha q puta soyrelato forzando hijastras y chicoxxx.relatos en carros apretadosRelatos porno amor filial el pequeño semental 5 bdlol.rurelatos de penetraciones a conchas estrechasmido 1.50 y me dieron una cojia rica relatosanita site:parma-build.rucuentos eróticos,anabel sus grandes tetas y sus caderas sensuales en la reunión ....mam hermana jessica dormida pastilla relatos eróticos xxxCalzones relatosrelatos eroticos mi pequeño harem tio solterorelato erotico por fin me cogi a mi cunadaRelatos porno descubri a mi hija diana bdlol.rurevision medica relato gayrelatos eróticos la nenita de 12Relatos porno amor filial alquilando a mi hija parte 11 bdlol.ruculito site:parma-build.rurelatos xxx acompañe a mi padre a una reuniónrelato mi famila selvaticarelatos eroticos y bonitos con mi hijaRelatos porno amor filial mi vida de soltero 3 bdlol.rurelatos xxx disfrute de mi hijitaRelatos porno amor filial bdlol.rurelatos xxx en la tienda de ropa con mi hijarelatos eroticos secretos inconfesables de una madre champiTodo relatos mi pequeña hija es bien putitaLe avente los mecos a mi mama por las piernasrecreo site:parma-build.rule presente mi pene en su ano relatoparma-build relatomanoseada site:parma-build.ruRelatos porno amor filial descubri a mi hija bdlol.ruporn relatos incest la sobrinitaRelatos eroticos de sexagenarias calientes con nietosrelato erotico jugando con mi vecinita de 10 al caballitoRelatos porno amor filial mi cuñado y nuestras regalonas bdlol.ruRelatos porno amor filial mi amigo mis sobrinas y yo bdlol.ruNo soy tan puta site:parma-build.rumi tio me envia texto parafollarme relatosexo con mi sobrina que veia porno relatorelatos eróticosmi prima en la escuelarelatos eroticos asiendome la dormida y mi tio rosaba su polla en mis nalgasa mis 14 mi tiomi esposa bailando con otros hombres relatosRelatos porno amor filial papa soltero bdlol.rucon mi sobrina relatosxxxRelatos porno amor filial bdlol.ruRelatos pornosrelato porno mi exigo travesti a los 14me dormi site:parma-build.ruporn relatos de nenes gay desnudosrelatos eroticos 11relatos con 25cm se lo metioEl anito de Anita 23relatos de masturbacion masculina de maduroszoo-bisex-orgia parteenamorada de mi padre incesto relatos"sdpa relatos"relatos eroticos bdlol.ru padre madrePorno relato incesto puro bdlol.ru