Relato: Dulce espera





Relato: Dulce espera

Las Aventuras eróticas de Adrián Laffite.


DULCE ESPERA.-


(Esto es un relato totalmente ficticio, cualquier parecido
con personas o hechos sería una mera coincidencia)


Adrián es un joven de 24 años, un metro ochenta, pelo negro y
ensortijado, igual que el de su madre, una hermosa isleña casada con un francés
que llegó a las Islas y prendado de la hermosura de la bella canaria ya no
volvió a su tierra. Los verdes y chispeantes ojos de Adrián eran herencia de su
padre al igual que su gran amor al trabajo bien hecho.



El padre de Adrián, montó en Las Palmas un pequeño negocio de
estos que se dedican a solucionar todos los pequeños (o grandes), problemas que
suelen presentarse en un hogar, y la cosa funcionaba bastante bien para vivir
holgadamente, aun a costa de trabajar duro.



Mercedes (Merche para sus amigos), la hermosa canaria y madre
de Adrián, manejaba la parte financiera de la pequeña empresa, Pierre, el padre
ayudado por un joven, solucionaba todos los encargos con rapidez y eficacia, y a
la empresa nunca le faltaba el trabajo, de hecho casi era imposible atender a
todos los clientes, y de esta forma los dos hijos del matrimonio, Adrián y Lucía
podían estudiar tranquilamente sin problemas económicos.



....Pero, si amigos, en la vida siempre hay un pero. Y el
pero de esta familia se presentó en forma de camión cargado de vigas de
hormigón, que perdiendo el control un día de lluvia se precipitó contra la
camioneta de Pierre, muriendo este en el acto.



Bien, no nos ahondemos en la parte amarga de la historia que
esta es para que lo paséis bien, no para entristeceros.



Adrián dejó de estudiar y se hizo cargo del negocio, sabía
varios idiomas y era muy listo, y con la ayuda del joven que ayudaba a su padre,
pronto cogió las riendas del negocio siempre tutelado por su hermosa madre. Su
hermana pudo continuar estudiando y los intereses de la familia no se mermaron
debido a una cuantiosa indemnización que pagó el seguro del camión.



Pues bien, ahora que ya conocéis al protagonista de nuestras
aventuras, vamos a empezar el relato propiamente dicho.



Las ocho de la mañana, en el despacho de Merche...


.- Hola, mamá, buenos días ¿que tenemos para esta mañana?
Adrián llegaba un poco mas temprano para preparar la furgoneta y las
herramientas.



.- Hola Adrián, pues creo que con esta nota, vas ha tener
trabajo para todo el día, es una señora, que llamó a antes de ayer, se está
mudando a un piso nuevo y creo que necesita que le instales todos los aparatos y
muebles del piso antiguo, Tomás ( el joven ayudante de la empresa), trabajará en
el resto de las urgencias de hoy.



.- Vale, pues entonces salgo para allá.



.- Adrián....



.- Si, dime



.- se amable con ella, al parecer está un poco delicada y muy
nerviosa por el traslado, además creo que es francesa y no entiende muy bien lo
que le dicen.



.- No te preocupes, ya sabes que soy un figura para tratar a
los clientes.



.- Venga, no seas presumido y a trabajar



.- Ok, me largo.



Y cogiendo los bártulos, se dirigió a la urbanización que
marcaba la nota.



En 20 minutos estaba ante la puerta del nuevo piso de
....Mme. Dupree, pulsando el timbre, e intentando imaginar la fea cara de mal
genio de la tal Madame.



Se abrió la puerta,(Adrián ya se había identificado a través
del portero automático) y Adrián contempló estupefacto a la tal madame...



Una hermosa mujer de unos 30 años, alta con una melena
pelirroja hasta media espalda, una simpática carita salpicada de suaves pecas,
unos ojos de color verde y unos labios carnosos como fresas maduras le estaba
invitando a pasar, pero él ni se enteraba, continuaba mirando a la bella dama y
futura mamá, porque lo delicado que tenía aquella espectacular señora era una
hermosa barriguita de 6 o 7 meses, preciosa como toda ella, la piel blanca como
el nácar, un short blanco con la cremallera medio abierta debajo de la tripita
apenas cubría el vello de su pubis, que se adivinaba rojo como el fuego, y una
camisa blanca sin mangas, solo con dos botones superiores abotonados que dejaban
entrever unas enormes senos, que seguro debían ya de albergar el alimento para
el bebe, la camisa se abría sobre su ombligo dejando a la vista la totalidad de
su embarazo. Ninguna otra prenda al menos que se viera cubría aquel cuerpo de
ángel...



.- Monsieur, Monsieur, quierres tu pasarr?.



La suave y dulce voz de aquella criatura, le devolvió a la
realidad.



.- Perdón, señora, perdóneme pero...pero..



.- ¿Esperrabas encontrar una otra persona?



.- No, No, es que en la oficina me dijeron que estaba Ud. un
poco delicada, pero...pero..., no me figuraba que fuera este tipo de...de...,
bueno que estuviera Vd. en estado de buena esperanza.



.- ¿te molesta mi estado, monsieur?



.- Oh, no, por Dios, al contrario, me encanta...bueno perdón,
no quería decir esto, es...



.- Bueno Monsieur, pasa que no vas a estar en la puerta tout
le jour.



Poco a poco Adrián fue reponiéndose de la primera impresión y
metió en el piso todo el material que llevaba consigo.



.- Me han dicho en oficina que tu hablar mi idioma.-



.- Si señora



.- ¿tu molestar si hablamos en francés?



.- No señora en absoluto.



Y a partir de este instante la conversación se desarrolló en
francés, que como es natural Adrián dominaba a la perfección.



.- Por donde empezamos Señora? justo cuando hizo esta
pregunta, Adrián se dio cuenta de que ella también le observaba con detenimiento
y admiración mal disimulada y se prometió dominar la situación desde aquel
momento.



.- La cocina por favor. Y no me llames mas señora mi nombre
es Monique



Había un fregadero nuevo que instalar y conectar el
lavavajillas y el horno.



Adrián se puso manos a la obra, al estar tumbado el suelo
conectando grifos y desagües, se dio cuenta que ella se había sentado frente a
él en una silla de la cocina para ver como realizaba el trabajo, la cremallera
del short, se había abierto un poquito mas y de reojo Adrián intentaba ver algo
del vello rojo de la dama.



No tardó en ver premiado su esfuerzo, en el ir y venir de un
sitio a otro de la bella, la abertura se hizo mas patente y unos rizos
pelirrojos asomaron tímidos sobre el fondo blanco del pantaloncito.



Aquello hizo que el sexo de nuestro amigo, adquiriera
lentamente el tamaño de batalla, es decir 19 centímetros largos de carne
caliente y palpitante contenidos con esfuerzo por el pantalón corto de trabajo.



Como es natural, aquel aumento de volumen no pasó
desapercibido para Monique, sonrió suavemente y se prometió en silencio hacer
sufrir un rato a aquel hermoso joven, su marido hacia tres meses que estaba en
Paris y ella se sentía un poco abandonada.



Adrián había empezado a sudar, el día era caluroso y metido
allí debajo y con el panorama a la vista la cosa se estaba poniendo al rojo.



.- Monsieur...



.- Me llamo Adrián.



.- Bien Adrián, podrías instalarme una persianita de
ventilación debajo del fregadero?



.- ¿donde exactamente?



Ella se agachó, mejor dicho se puso en cuclillas justo frente
a la cara de Adrián para señalarle el sitio exacto donde quería instalar la
rejilla, como es natural la cremallera se abrió del todo y dejó al desnudo todo
el pubis de Monique, Adrián noto como su verga saltaba dentro del pantalón.



.- Justo aquí. Señalò ella esforzándose.



Adrián la tenía tan cerca que notaba su perfume, aquello no
se podía resistir, el liquido preseminal, empezaba a manar de su glande y no
tardaría en manchar el pantalón beige.



Ella se inclinó un poco mas y claro, perdió el equilibrio,
Adrián la sujetó con fuerza antes de que cayera sobre su pecho, se incorporó y
la levantó sin esfuerzo.



Los dos quedaron pegados uno junto al otro, él notaba como su
barriguita se apretaba contra su vientre, la volteó suavemente y apoyó sus
nalgas contra su pene que estaba hinchado al cien por cien, abrió los dos
botones de la camisa y dejo al descubierto los hermosos senos de la mujer que no
se resistía a las caricias, sus manos sopesaron con ganas aquellos globos
blancos coronados por una aureola enorme de color rojo oscuro y un pezón en el
centro que crecía tibio y desafiante por momentos.



.- Esto no estaba en el presupuesto Adrián.



.- No te preocupes, no voy a cobrarte nada por estos extras,
espero que mientras estoy en este agradable trabajo no se presente tu marido.



.- Tranquilo, está en Francia, arreglando sus negocios.



.- Y como puede dejar sola una mujer como tú?



.- Somos bastante liberales, el tiene sus líos y yo los míos,
incluso a veces nos reunimos con los líos de ambos.



.- Vaya a esto le llamo yo ser moderno. Y ya tranquilo en
este aspecto Adrián empezó a trabajar a la hermosa y embarazada pelirroja, tal
como en casa le habían siempre enseñado.



Primero la sentó en uno de los sofás todavía protegidos con
una blanca tela, la despojó muy suavemente del pantaloncito y ya totalmente
desnuda se arrodilló frente a ella abriéndole las piernas y dejando al
descubierto su lindo conejito cubierto de pelo rojo, brillante ya, por los
líquidos que empezaba a segregar. Un aroma a sexo de hembra caliente empezaba a
inundar la estancia, aquello embriagaba a Adrián, separó con ambas manos los
labios exteriores de la vagina y hundió su lengua en la cavidad tibia y húmeda
que se ofrecía a su paladar, ella al notar el cuerpo extraño en su parte mas
sensible emitió un grito de placer y agarró con fuerza la cabeza de Adrián
apretándolo con fuerza contra su sexo mientras acariciaba los negros y ondulados
cabellos del hombre que la estaba haciendo gozar, aquello era la gloria para
Monique, entre la mudanza y el viaje de su marido, hacia mas de 4 meses que no
estaba con un hombre y el que la estaba lamiendo sabía bien lo que hacía, era
necesario aprovechar aquel encuentro, aquel chico que tenía entre las piernas
sabía como hacer gozar a una mujer y ella se iba a aprovechar de ello.



Adrián seguía con sus caricias, tocaba los puntos mas
sensibles, se metía en los repliegues mas escondidos haciendo que la mujer,
gimiera cada vez con mas fuerza.



Con una mano se quitó el pantalón corto así como pudo sin
dejar de meter la lengua en el sexo de Monique, su miembro se mostró por fin en
todo su esplendor provocando un grito de admiración de la mujer.



Adrián para que no aflojara el tamaño empezó a masturbarse.
Su mano libre apenas abarcaba el grueso del apetecible miembro de Adrián y ella
no apartaba los ojos de la hermosa verga.



La visión del sexo de aquel chico, aceleró sus pulsaciones y
sitió que en unos segundos sentiría un orgasmo. Se abandonó a las caricias y
dejó que la explosión de placer se apoderara de su cuerpo, se abrió mas y dejó
que fluyera la miel de sus entrañas.



Adrián notó como ella se iba a correr, la tensión de su
cuello, sus ojos en blanco, su abandono total al placer le advirtieron del
orgasmo, pero el no se apartó ni un milímetro de aquella vagina ardiente, al
contrario, abarcó con sus labios todo el perímetro de la vulva de la mujer y
recibió en su boca la agridulce descarga de sus tibios jugos, después se levantó
despacio hizo que ella se tumbara de espaldas en el sofá y la penetró con mucha
dulzura, con mucha suavidad como si temiera hacer daño al bebe que latía en las
entrañas de la hermosa pelirroja, después sin apoyarse en su vientre, se agachó
y busco su boca, la beso y dejó que los jugos de ella, se deslizaran en su
propia boca, ella sabía que lo haría, y degusto con placer el elixir que él le
brindaba, después buscó su lengua y se unieron en un beso sin fin.



Levantó las piernas todo lo que pudo para facilitar la
penetración del hombre y dejó que él se moviera....quería sentir mas
orgasmos...quería gozar mas...aquel muchacho era un dios.




CONTINUARA ( si lo habéis encontrado pasable)


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 0
Media de votos: 0


Si te gusta la web pulsa me gusta y +1






Relato: Dulce espera
Leida: 694veces
Tiempo de lectura: 9minuto/s





Participa en la web








Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados


















Cuentos de sexo mi pipideposito de semen de mí hijo relatoRelatos porno amor filial hijos del diablo 2 bdlol.ruRelatos porno amor filial papa soltero bdlol.rurelato porno me dicen groserias en la calleRelatos me metieron el dedorelatos eróticos sapallo grandes Porno relato el tio mario jorange.ruRelatos eróticos : el casanovayo soy jessi pornoloca site:parma-build.ruPorno relato insesto puro jorange.ruPorno relato insesto puro jorange.ruPorno relato me amor filial jorange.ruhistoria de mirando a primita tocarseAmor filial mama de cincuenta años y hijome puse una pantaletaMi esposo me dejo sola con mi suegro y me follo como nadie lo habia hechodos orgias caninas una por gusto relato porno encuentro a mi hija en un trioRelatosporno mecoji a una madre solteramipene virgen puede derramar semen sin tener una vagina?relatos eroticos mi tia convence a mi madre de darme su culoRelatos porno mi hermano me coje desde chiquitarelatos.me cojio un chavo que levante en la carreteraAnécdotas de una site:parma-build.rumi muje con 35cm de carne adentro relato.Relatos porno amor filial yo me cogi a mis cuñadas parte 3 bdlol.ruleer cartas de istoria de Amor relatos erouticos porno realrelatos porno vendedora de dulces octaviorelatos eroticos le chupe la vaginita a mi hermanita durmiendoRelatos eroticos amor filial folamdo delante de mi maridorelatos de zoolofilia extremosdon jaime mi vecino relatoszoo-bisex-orgia parterelato le rasuro el panochito a mi nietecitaEl anito de Anita 23Relatos porno de amor filialya cogeme cuñado- relatosamor filial historia real en casa/relato7020_Mam%C3%A1-lo-sabe-todo!.htmlyo soy jessi pornorelato como me puse un huevo vibrador remotonalgona site:parma-build.ruRelatos porno amor filial bdlol.rumi madre y yo pornoRelatos porno de amor filial mi hijo y sus cariciasrelatos de incestorelato incesto mi esposa y mi hija pequeñaRelato mi hijo me conquisto en mi cumpleañosRELATO DE NINI PENETRADO POR MI PRIMO/relato35923_mami.htmlPorno relato padre soltero jorange.rucolegio site:parma-build.ruRelatos porno amor filial enputeciendo a una jovensita (4) bdlol.ruRelatos porno amor filial mi hijo adoptivo bdlol.rurecreo site:parma-build.rurelatoseroticosdegaysmetidas y acabas moco zoofiliarelato caliente corro mano a mi madre y mi padre no se percatachiquito site:parma-build.rurelatos mu espsoa puñeteaba ami amigonina site:parma-build.ruRelatos porno de amor filial besando a mi madrenena sentada en las piernas del abuelo relatospornoLaspajasmaslindasTodo relatos trios fugoso lujurioso ardientrelatos eróticos de amor filialjorange.ru sobrinitoLina y su papa en casa relatos xxxRelatos porno amor filial una mañana de buen sexo bdlol.rujorange.ru hijastrogoogle.comRelatos porno amor filial papa soltero bdlol.ru