Relato: Joder con Rocio (2)



Relato: Joder con Rocio (2)

JODER CON ROCIO 2


Esta es la continuación de la historia de "Joder con
Rocio", en que, como el título indica, me había tirado a Rocio Marchena, una
compañera de instituto a la que hacia años que no veía.




Ella había prometido regresar si había aprobado el primer
examen, así que cuando fui a ver las notas miré antes la suya que la mia. Un
cinco pelado, pero un cinco al fin y al cabo. Los dos habíamos aprobado, así
que posiblemente la volvería a ver en el siguiente examen. Y las
posibilidades de que me la volviera a follar eran también altas. Así que me
pasé los siguientes dias más pensando en el polvazo de Rocio que en el
siguiente examen que tenía por delante.


Llegó el día del examen. Desayuné y me fui a donde hacían
el examen. Casi iba a empezar y no había rastro de Rocio, así que cogí un
sitio para hacer el examen y me limité a esperar, sin saber muy bien que
esperaba, si que empezara el examen o que apareciera Rocio. Cuando estaba a
punto de empezar, apareció. Llevaba unos pantalones vaqueros y una camisa de
tirantes, negra. Estaba como siempre, muy guapa pero sin destacar, aunque
con tan poca ropa tampoco podía ocultar ese pedazo de tetas que Dios le ha
dado (Gracias a Dios por el verano, que aligera los vestuarios y obliga a
cada una a enseñar lo que tiene). Seguramente no llevaba sosten, pensé.


Rocio se sentó y empezó el examen. Hacía mucho calor,
pero afortunadamente me había caido un tema que me había estudiado el día
anterior, y que me sabía perfectamente, así que todo parecía marchar
estupendamente. Si encima al terminar le echaba un buen polvo a Rocio,
habría sido un día redondo. Si encima conseguía metersela en aquel su
estupendo trasero, entonces ya sería la cuadratura del círculo.


Rocio acabó el examen mucho antes que yo, así que cuando
salí me puse a buscarla. El panorama era desolador. No la vi por ninguna
parte, así que comencé a temer que se hubiera ido sin esperarme a casa de su
tia, donde se quedaba mientras duraban los examenes. Y, después de un rato
de buscar, me convencí de que efectivamente se había ido, porque allí no
quedaba ya nadie. Uno se hace ilusiones, se imagina cosas, y luego pasa lo
que pas. Un polvo que se iba a la mierda, pensé. Entonces se me acercó una
chica.


-Hola. Tu eres Marcos, ¿No?


-Sí


-Rocio me ha dado esto para ti.


Y me dio una nota, de Rocio: "Mi tia se va de cena
esta noche con las amigas, así que a partir de las 9 estoy libre para ti. Si
quieres te pasas. ¿Te acuerdas de la dirección? Calle Hernan Cortés, 28, 6º
piso, puerta 23"



Bueno, la cosa se había arreglado. Eran las dos del
mediodia, así que me fui a casa, a esperar que llegara la hora que me había
dicho. La tarde se hizo larguísima, pero a las 8 por fin le dije a mi madre
que me iba con los amigos a celebrar el final de los examenes y me fui
directamente para la calle Hernán Cortés. Llegué pronto, como a las 8 y
media, pero no llamé a la puerta hasta las 9 pasadas. No quería que fuera su
tia la que me abriera. Cuando pasó un tiempo prudencial llamé a la puerta,
con el corazón a mil. Rocío (o quien fuera) ni preguntó quien era, se limitó
a abrir la puerta desde arriba. Entré. No había ascensor, así que cogí las
escaleras y subí.


Cuando llegué al sexto piso, la puerta 23 estaba abierta.
Entré y encontré mi regalo. No solo estaba Rocio, sino que había también
otra chica, aparentemente un poco más mayor (luego me enteré de que tenía 32
años, aunque aparentaba alguno menos. Hacía de presentadora de los
informativos de una cadena de televisión local bastante cutre. Luego la vi
presentendo bastantes veces. Vivía con su madre hasta que acabaran de
construirle su nueva casa.). Me quedé un poco cortado, porque como no
esperaba encontrame a nadie más que a Rocío, aquello me pilló desprevenido.
Rocio me miró. Se notaba que le divertía mucho la cara de pasmado que se me
debía de haber quedado. Luego hizo las presentaciones


-Hola, Marcos. Esta es mi prima Pilar, la hija de mi tia.
Le he hablado de ti y quería conocerte. Espero que no te moleste que haya
traido refuerzos.


Le eché una buena mirada a Pilar. Era más bien pequeñita
(tampoco mucho), y aunque se le notaba una madurez que aun no se encontraba
en Rocio, estaba físicamente muy bien. Una treintañera sexy, vamos. Con la
ropa que llevaba (unos vaqueros superajustados y un top que le llegaba un
poco por encima del ombligo) se veía lo buena que estaba, con un vientre
perfectamente plano (o eso me pareció) y los vaqueros que le quedaban de
miedo. Su pelo era muy negro, liso y le llegaba un poco por debajo de los
hombros, le quedaba también muy bien, le daban un aire como formal muy sexy.
Se la veía un poco nerviosa, siempre un poco por detrás de su prima pero ya
decidida a seguir adelante hasta el final...


La idea de que Rocio le hubiera contado a su prima mis
"hazañas" sexuales era suficiente para ponerme aun más cachondo, así que
fingí una seguridad que no tenía, y le contesté:


-No me molesta para nada, cuantos más seamos más nos
divertiremos.


Yo había entrado en el comedor de la casa (una casa de
muebles antiguos, bastante cutres), pero mirando a las chicas ni me había
acordado de cerrar la puerta detrás de mi. Después de decir mi frase, me
había quedado plantado como un pasmarote, sin hacer ni decir nada más. Rocio
se dio cuenta de que la puerta estaba abierta...


-Será mejor que cierre. Para lo que vamos a hacer
necesitaremos un poco de intimidad...


Pasó por delante de mi y se fue a cerrar la puerta, con
lo que pude ver perfectamente su precioso trasero. Mientras tanto su prima
se había acercado a mi, así que cuando Rocio volvió ya las tenía a las dos
sobre mi. Primero fue Pilar la que me besó, metiendome toda la lengua en la
boca. Comenzamos a besarnos como locos, como para quitarnos los nervios, y
mis manos se fueron directamente a cogerle el trasero con las dos manos.
Mientras la besaba, comencé a sobarle todo el culo, sin cortarme un pelo...


Mientras su prima me dedicaba un cálido (y húmedo) beso
de bienvenida, Rocio se había puesto detrás de mi, apretandose contra mi
cuerpo y me pasaba la lengua por el cuello mientras con la mano me tocaba el
paquete, que yo ya tenía a punto de reventar. También Pilar hacía lo mismo,
así que teniá dos manos sobándome la entrepierna, nada delicadamente más
bien a lo bruto, lo que me ponía aun más caliente, porque aquello prometía
sexo salvaje. Luego Rocio dijo:


-Vamos a la habitación, que estaremos más comodos.


Y allí que me fui, con aquellas dos muchachas hambrientas
de sexo, dispuesto a (casi) todo para satisfacerlas. Solo pensar en el
atracón de sexo que me iba a dar con Rocio y con Pilar, en lo bien que me lo
podía pasar con aquellas dos chicas en la cama, me ponía a cien.


La habitación en la que entramos era más bien pequeña, y
aun la hacía más pequeña el hecho de que hubieran puesto otra cama adicional
para que durmiera Rocio, pero aun así había sitio de sobra para lo que
teníamos que hacer. Eso sí, los tres en la cama ibamos a estar muy
apretaditos, porque en teoria las dos camas eran individuales. Yo, no se
porque, me había imaginado follando con las dos en una cama grande de
matrimonio, así que aquella habitacxión me decepcionó, pero serviría. Y unos
encima de otros seguro que cabíamos en la cama, eso no iba a ser problema..


Pilar fue la primera en despelotarse, sacandose primero
el top y luego el sostén nada más entrar en la habitación. Sus tetas eran un
poco más pequeñas que las de Rocio, pero aun así de buen tamaño, bastante
redonditas y blanditas. Pero lo que más me gustó fueron sus pezones, grandes
y rosados, los tenía muy erectos y parecían pedir a gritos que alguien se
los chupara. En cambio los de Rocio, que pronto aparecieron a la vista
porque su sujetador voló también rápidamente, eran más oscuritos, haciendo
un contraste superexcitante con los de Pilar. En todo caso tenía delante de
mi dos buenos pares de tetas.


Pronto Rocio me empujó sobre la cama y acabé tirado en
ella y con los pantalones a la altura del tobillo. A mi lado Rocio se echó
también como pudo sobre la cama y empezó a morrearme, mientras su prima,
arrodillada a los pies de la cama, empezaba a menearme la polla antes de
metersela en la boca y empezar a mamarmela con mucho interés. Lo hacía muy
bien, o a mi me lo parecía. Y mientras yo tenía la lengua metida en la boca
de Rocio, que me estaba dando un morreo de campeonato, y dejaba que aquellas
dos chicas hicieran por ahora todo el trabajo.


Y entonces se oyó la puerta y una voz que gritaba:


-¡Chicas, ya estoy aquí!.


-Coño, mi madre, dijo Pilar, sacandose mi polla de la
boca, aunque aguantandola aun con la mano.


Nos quedamos parados un momento. Rocio se apartó un poco
de mi y cayó de la cama y yo hice lo que hubiera hecho cualquier hombre con
dignidad en un caso como este: esconderme debajo de la cama. Y casi
enseguida (o a mi me lo pareció), se abrió la puerta.


-Huy, perdonad, no sabía que os estuvierais cambiando!,
dijo la buena mujer.


Y volvió a cerrar la puerta. Desde fuera se oyó como les
decía a Rocio y a Pilar.


-Voy a preparar la cena, no tardeis.


-Vale, contestó Pilar. Estaba bastante nerviosa, se le
notaba en la voz, pero supongo que su madre no notó nada. Luego se giró
hacia Rocio y dijo en voz baja -¿Y ahora que hacemos?,


-Pues no se, respondió Rocío, también bastante agobiada.
Se quedó un momento en silencio, intentando pensar como resolver aquello.
Por decir algo, comenzó a pensar en voz alta- Desde luego por la puerta no
puede salir. Lo vería enseguida y nos meteriamos en un lio.


Hubo otro momento de silencio, que yo noté desde debajo
de la cama, esperando que se les ocurriera algo. La situación era un poco
ridícula, pero en aquel momento a mi no me hacía ninguna gracia, y
seguramente a ellas tampoco.


-Lo mejor será esperar a que se duerma, propuso Pilar. De
todas maneras mamá no suele tardar mucho, siempre se acuesta pronto. Luego,
cuando se duerma, ya veremos que hacemos


En ese momento se oyó como las llamaba otra vez a cenar.
Rocio se inclinó debajo de la cama y con una sonrisa me dijo:


-No te muevas. No tardaremos...


Salieron las dos y yo me quedé allí solo, debajo de la
mesa y con la polla medio tiesa, medio floja. Aproveché para por lo menos
ponerme bien los pantalones, porque hay que mantener siempre la dignidad,
pero no me atrevía a salir de debajo de la cama por si acaso.


Pasó como una hora antes de que alguien entrara. Era
Rocio. Se tumbó en el suelo, al lado de la cama y me dijo:


-Hola. Tenemos un pequeño problema. Mi tia se ha quedado
a ver una película, así que habrá que esperar un poco más de lo previsto.
Pilar se ha quedado con ella por si acaso. Yo voy a ponerme el pijama. Si
quieres mirar, no te prives.


Rocio se desnudó y se puso el pijama. Un pantaloncito y
una camiseta. No me privé de mirar. Luego se tumbó encima de la cama,
mientras se oía la tele de fondo. Yo estaba a punto de un ataque de
histeria, básicamente porque tenía a dos muchachas dispuestas a follar
conmigo y no podía hacerlo. Y se lo dije a Rocio.


-Oye no pretenderás que me vaya sin nada.


-Tranquilo, está todo previsto. Mi tia duerme con tapones
en los oidos, no oye nada, o sea que en cuanto se acueste, por lo menos te
la chupamos, que no somos tan malas...


-¿Y que película está viendo?


-La Lista de Schindler


-Jodeeeer!


Eran las 12 cuando aquella tia a la que nunca había visto
se acostó de una puñetera vez. Pilar se quedó un poco más para asegurarse de
que su madre ya estaba en la cama, y luego entró.


-Ya puedes salir, que mamá se ha acostado.


Salí por fin de debajo de la cama, donde había estado más
de dos horas y me encontre con aquellas dos señoritas muy sonrientes. Rocio
llevaba el pijama, con el pantaloncito y una camiseta en la que se le
marcaban todos los pezones. Pilar llevaba un camisón ligerito (estabamos en
verano). De una, Pilar se quitó el camisón. No llevaba absolutamente nada
debajo. Rocio también se quitó lo que llevaba, así que quedaron las dos
desnudas delante de mi, con sus pezones erectos por el vientecillo que
entraba por la ventana. Después de tanta espera, no tenía más que una cosa
que decir:


-Joder, que buenas que estais


-Gracias


Rocio me quitó la camiseta y Pilar me bajó los pantalones
y en nada volvia a tener mi polla en la boca de la primita de Rocio. Yo
estabade pie en medio de la habitación, con Pilar arrodillada delante de mi
y Rocio a mi lado preguntándome (vaya pregunta) si me gustaba como me la
chupaba Pilar, pero casi enseguida me tumbaron otra vez en una de las camas.
Pilar siguió arrodillada con su mamada, mientras Rocio prácticamente no
tardó en sentarse sobre mi cara, ofreciendome todo el coño para que se lo
chupara. Mientras tanto Pilar había pasado a pajearme con la mano, poniendo
mi polla definitivamente a tono.


Rocio estaba muy mojada, así que empecé por darle unos
lametazos entre las piernas. Luego fui trabajándole todo el coñito y ya
luego la cogí fuertemente por el culo y metí la cara más profundamente en su
coño. .... busque su clítoris, lo lamí y después lo mordisquee con cuidado,
intentando darle el máximo placer, mientras n otaba como Pilar volvía a
meterse mi polla en su boca, que me pareció un lufgar supercaliente. Rocio
se contenía lo que podía para no hacer ruido mientras le comía el coño, pero
no podía impedir los gemidos. Comenzó a jadear más fuerte y se arqueó un
poco, metiendo mi cara aun más en su coño.


Rocio se corrió en mi cara dejandomela empapada, y se
bajó. Le pedí a Pilar que parara de momento de chparmela, porque quería
follarme a Rocío. Rocío se bajó de la cama, y se puso en la pose más sexy
que conozco: e con las manos apoyadas en la ventana, ofreciendome la vista
de todo su culo.Me levanté, cogí mi polla, me coloqué detrás de ella, le
separé un poco más las piernas y se la metí por detrás y comencé a
follarmela, cogiendola por las caderas. Notaba como mi cuerpo chocaba contra
su trasero a medida que iba aumentando mi ritmo de follada. Como estabamos
bastante altos se veía gran parte de la ciudad iluminada, y como estaba
encarada hacia fuera y no había peligro de que la oyeran dentro de la casa,
Rocio se soltó y empezó a gemir un poco más fuerte. Había costado llegar
hasta allí, pero empezaba a pasarmelo de muerte y ya ni me acordaba de su
tia.


Pilar se había quedado en la cama, mirandonos y
masturbandose, pero al cabo de unos minutos se levantó y vino hacia donde
estabamos follando le dije que viniera y que ocupara el sitio de su prima.
Ahora era Pilar quien se apoyaba en la ventana y recibía su ración de sexo,
mientras Rocio de cuclillas entre las piernas de su prima ayudaba a que se
corriera. Pilar era bastante más explícita que su prima a la hora de
demostrar su entusiasmo...


AAAAHH, DIOS MIO, AAAH, UFFFSS.


JODER!!!! AAAAAAAAHHHHH DIOSSSSSS UFFFFSSSSS.


Seguro que los vecinos al dia siguiente tendrían algo de
que hablar




AAAHH




AAAAAHH,ASÍÍÍÍÍ, AAAAAAHHHH


Ella se corrió un par de veces mientras me la follaba y
luego me corrí yo, pero se la saqué justo a tiempo para que mi leche fuera a
parar a la cara de Rocio que estaba debajo. La misma Rocio aprovechó la
posición para meterse mi polla en la boca y dejarmela bien limpia.


Yo seguía con la pola tiesa, más aun cuando Rocío
continuaba chupandomela, asegurandose de que estuviera listo para seguir.
Pilar salió de la posición en la que estaba y yo le quité la polla de la
boca a mi Rocío para que volvieramos los tres a la cama. Pero ells se
miraron, y Rocío me dijo:


-Ahora sientate ahí y disfruta del espectáculo.


Así que las dos primitas me ofrecieron un buen
espectáculo. Se subieron encima de la cama y se pusieron a hacer un 69,
Pilar encima y Rocio debajo. Con la práctica que demostraban uno no podía
dejar de pensar que esa no era la primera vez que lo hacían, y tampoco podía
dejar de pensar en lo que pasaría si en ese momento entrara su tia y viera a
Pilar y a Rocio haciendo un 69 y a un desconocido pajeandose mirandolas.
Pero sobretodo no podía dejar de pensar en el magnifico numerito que me
estaban ofreciendo aquellas dos muchachas. Que estaba muy bien, pero que
sobretodo me daba ganas de follarmelas otra vez. Nunca me ha ido tanto mirar
el rollo lésbico cuando puedo participar directamente.


Ellas habían girado en la cama y ahora era Rocio la que
estaba encima, así que fue ella quien recibió en su boca mi polla. La tomé
por los lados de la cabeza con fuerza y la inmovilicé, y luego comencé a
follarla por la boca. Mientras tanto Pilar seguía comiendole el chocho y
había empezado a meterle el dedo en el culo a su prima. Estuvimos así unos
minutos, hasta que Rocío se corrió y se bajó. Yo me arrodillé en el suelo y
Pilar lo entendió y se vino a empalarse sobre mi polla. La cogí por la
cintura y ella empezó a cabalgarme, subiendo arriba y abajo sobre mi polla,
mientras yo aprovechaba para comerle las tetas,chupando sus sabrosos
pezones, y volver a cogerle aquel magnifico culo suyo con las dos manos.
Ella había vuelto a sus gemidos, que era evidente que no podía reprimir. Era
su manera de follar. Aunque, eso sí, intentaba no chillar.


AHHHH, SIIIIIIII, FOLLAME, POR DIOOOS, AAAAHHHH, UUUHHHH,
AHHHH, AAAAHHHH, UUUHHHH, AAAAAAHHHHHHHHH, FOLLAAAME! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! !


Estabamos Pilar y yo así, follando y disfrutando como
locos en el suelo cuando se acercó Rocío y me dijo:


-Reservate, que aun tienes que darme por el culo a mi...


Instintivamente y sin saber demasiado bien por que, en
ese momento le metí un dedo en el culo a Pilar (seguramente, porque era el
culo que tenía más a mano), y me pareció que le gustó, pero me parece que en
aquel momento le hubiera gustado cualquier cosa que le hiciera, porque
estaba muy, muy caliente. Pero ahora lo que tenía delante era encular a
Rocío, así que, sintiendolo mucho, le dije a Pilar que se bajara de mi
polla. Sin duda la recompensa valdría la pena, porque además hacía tiempo
que tenía unas ganas locas de encular a Rocío, pero en aquellos momentos me
dolió en el alma dejar de follarme a Pilar. Pero lo hice, y ahora puedo
decir que valió la pena.


Rocío se había puesto en el suelo, con sus veinticinco
años totalmente desnudos y puestos a cuatro patas, ofreciendome todo el
culo. Era su manera de subir la apuesta de su prima, y desde luego lo
conseguía. Lo primero que hice fue meter mi cara directamente entre su culo.
Lo había admirado tantas veces, que ahora solo podía pensar en comermelo
literalmente. Comencé incluso a darle algunos mordiscos, a sobarlo con las
manos...a hacer todo lo que podía con él. Luego me centré ya en la faena, le
metí primero un dedo en el culo y fui ensanchandole el agujerito hasta
dejarlo listo para la penetración.


Coloqué mi polla a la entrada de su culo y empecé a
metersela, poquito a poco, pero hasta el fondo. Por el gemido que soltó, le
debió de gustar, y no tardó en acostumbrarse a tener mi polla metida, así
que empezamos los dos a movernos rítimicamente. Ella había empezado a
jadear, al mismo ritmo que yo la embestía por detrás Estábamos disfrutando
muchísimo, y Pilar se había apartado un poco, sentándose sobre una de las
camas y dejándonos que disfrutáramos de aquello nosostros solos. Y así lo
hicimos.


Finalmente vino la gran corrida en el culo de Rocío, el
momento que había esperado desde hacía años. Fue como una liberación.


Eran más de la una cuando volví a mirar el reloj. No
había nadie en toda la calle, solamente algunos coches que pasaban.
Comenzaba a hacer fresco. Me quedaba aun un buen rato hasta llegar a casa.




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 0
Media de votos: 0


Relato: Joder con Rocio (2)
Leida: 2445veces
Tiempo de lectura: 13minuto/s





Participa en la web








Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados



























LaspajasmaslindasRelatos porno amor filial papa soltero bdlol.ruRelato le puse los cuernos con 5 en un dia por golpearmemisrelatosporno cuñado deliarelato erotico inisiando en el seco a mi nietesita de 10relatos porno mi hija tenia la vulvita inflamada y le puse cremitaRelato gay conseguí que me cogiera un heterochiquito site:parma-build.rupor dinero mi tío me desvirgo confesionesv porno de mujeres de pollera abusada en estado itilico triocura site:parma-build.ruse ve muy bonita con sus pantaletas en sus manosbdlol.ru juanita 2pornos como masturbarte y sentir placidoRelatos porno amor filial bdlol.rurelatos mmm ginecologo mm puta tr gustarelatos cojiendo a la fuerzarelatos pornos suegra y yerno juntos por la vergota sircunsidadale pido a esposo que vaya a ver a la hija al dormitorio relatonina site:parma-build.ruseñora camina se le ve el calzon que tiene huecoMujeres en calzoncitos esquisitasrelatos eroticos doraemon novita y Shizuka primera vesrelatos gay profesor papa/fantasti/relato16612_La-Dulcerita.htmlen la dulce espera (relatos eroticosrelatos eróticasrelatos xxxrelato erotico mi hija juguetonaRelatos porno amor filial mi hija de 11 bdlol.rullore mucho cuando mi padre me desvirgo relatosrelatos eroticos de amor filial y cigarillosabierto site:parma-build.rumujeres.yorando por resibir verga analPorno relato descuvri a mi pequeña hija 2 jorange.ruPorno relato amor filial bdlol.ruPorno relato de buelta en la finca bdlol.rupapa me desvirgo relatosmi esposa le encanta enseñar el triangulito de sus.calsonsitosrelatos de zoolofilia extremosRelatos porno amor filial padre soltero bdlol.ruRelatos eroticos desvirgada por mi primo de 24 añoscura site:parma-build.rurelatos xxx hermanita pequeñita en mallasrelatos la primera vez que lo ise con mi hija deocho añosnalgona site:parma-build.ruPorno relato mi hija jimena bdlol.ruwww.local de videojuegos 2 relatos eroticos.comcolegio site:parma-build.rurelatos xxx hijita pequeñita ansiosalimpiame el cipoteRelatos eroticos la primera vez que vi una totona lampiñarelatos eroticos alumna cobay/relato26149_Mi-perro-Brand%C3%B3n.htmlrelatos porno de amor filialpaja en clase viendo a la profesorarelatos eroticos sola en casa con vendedores loca site:parma-build.rupanty perdida relatono puede centarse por tremenda polla en el culofolleami.madre.viudarelato durmiendo conmis sobrinitasrecien site:parma-build.rume gusta marturbar mi anoRelatos me metieron el dedopor las noche me cuelo en la avitacion de mi madre y me la enculo dormida relatos escritos pornopadre site:parma-build.rurelatos eroticos su amiguita nos mirabaRelatos porno de amor filial pegado a mi madrerelatos eróticos sapallo grandes /relato18417_Mi-precoz-vecina.htmlnalgona site:parma-build.ruLina y su papa en casa relatos xxxCosquillas con la chiquilla de al lado Relatos eroticosRelatos porno de amor filial bebiendo con mi madreSubmanga filialmisrelatosporno vecinitarelatos porno vendedora de dulces octaviorelatos eroticos gay sali a la calle con un consolador en el culorelatos eróticosmi prima en la escuelarelatosnada como los cuernos pornRelatos porno amor filial descubri a mi hija bdlol.ruRelatos porno amor filial bdlol.ruwww.el sacerdote me bendice relatos eroticos.comrelatos secundaria calzonsillo completamente suciorelato mi vecinita melanypadre site:parma-build.rumanoseada site:parma-build.ruJUGANDO site:parma-build.ruLina y su papa en casa relatos xxx/relato26149_Mi-perro-Brand%C3%B3n.htmljorange.ru sobrinaMe gusta provocar a mis tíos ando semidesnuda relatorelatos cosquilluda jajajajajaja piesrelatos eroticos Yo comense la bromarelatoporno mi vecinita de 8relatos cojiendo a la fuerzala nena me dejo correrme en los labios de su pequena vagina porn confesion