Relato: De Vacaciones (2)





Relato: De Vacaciones (2)

DE VACACIONES (2)



El chalet que Manolo había alquilado era una verdadera joya:
una construcción de dos plantas, con infinidad de habitaciones y baños, un
jardín con piscina y terraza. Se accedía a una pequeña cala a través de una
escalera. La playa situada al pie de la mansión era de arena, traída de manera
artificiosa por los dueños del chalet, gente de alcurnia que se habían arruinado
y se veían en la necesidad de alquilar su chalet


.


Manolo me indicó cual era nuestra habitación y me dejo
encargado de deshacer el equipaje mientras él regresaba al pueblo a contratar el
servicio y realizar unas compras para abastecer la despensa vacía. Una vez que
deshice las maletas, salí a dar un paseo por los alrededores del chalet. La cala
estaba aislada por medio de un promontorio de la aldea de pescadores. Pasado el
saliente rocoso, se accedía a una playa rocosa, de pedruscos donde yacían
amontonadas varias artes de pescas. Los chiquillos que jugaban al borde del agua
se quedaron quietos siguiéndome con la mirada, mientras que sus padres seguían
alrededor de las barcas mirándome de reojo. Las mujeres, con pañoletas en las
cabezas, siguieron cosiendo y con sus labores de bordado mientras les saludaba.



Regrese al chalet con un par de kilos de sardinas que había
comprado en las barcas. Me duche y decidí tenderme en la terraza. en una hamaca,
a dorarme al sol de mediodía. Al poco rato llega Manolo con la compra y una vez
depositada en la cocina, apareció en la terraza donde seguía tumbada. Se acerco
a mí y me desató el sujetador del bikini que tenía. Acto seguido me bajo las
bragas del bikini y me las quito. "A partir de ahora, me dijo, es así como
quiero verte siempre mientras no te ordene lo contrario." Seguí tumbada sin
darle importancia al hecho mientras mi "marido" entro a servirse una bebida.
Luego salió y se sentó en un sillón de mimbre cerca de mí. Empezó a beber
mirándome pensativo.



De repente se oyeron las voces de varios hombres que llamaban
desde la cala. Eran pescadores con una barcaza repleta de peces de diferentes
especies que querrían saber si nos interesaba comprar su captura. Manolo se
asomo sobre el acantilado y les dijo que subiesen el pescado arriba, que querría
ver lo que traían. Hice ademán de levantarme pero Manolo al ver mi maniobra me
lo prohibió.



Los pescadores llegaron con sus cestas repletas y se quedaron
parados mirando en mi dirección. Manolo les pidió que se acercaran a lo que
obedecieron medios cortados por esa mujer desnuda tumbada boca abajo. Manolo les
dijo que no se preocuparan, que a su mujer no le importaba su presencia.
Empezaron a sacar el pescado de las cestas y a discutir precios, mirando de
reojo el culo de aquella mujer desvergonzada que seguía sin prestarles atención.



Mi marido me pidió que me acercará a las cestas y escogiera
lo que querría, a lo que obedecí. Los hombres se quedaron bizcos mirando hacía
mí mientras Manolo seguía sorbiendo tranquilamente su bebida. Me agache y
desnuda como estaba, les ofrecí la visión de mi raja desplumada. Mientras
apartaba los peces que querría, los pescadores sin quitarme ojos les dijeron a
Manolo que el pescado era un obsequio de bienvenida y que no querrían que les
pagase nada


. Manolo se lo agradeció y les dijo que a cambio él debía
corresponder con algo pero que como no querrían dinero, les iba a ofrecer algo
mejor. Se levantó del sillón de mimbre, y llamándome a su lado me ordeno que me
sentase en el sillón. Luego me ordeno que subiese ambas piernas en los
reposabrazos. Quede despatarrada antes los ojos atónitos de los pescadores.
Manolo me pidió que me abriese los labios del coño y me acariciase, cosa que
hice. Los hombres estaban silenciosos mirando el espectáculo maravilloso de una
mujer ofrecida a sus miradas ante su propio marido. Manolo me ordena que me
diese la vuelta para que me viesen el culo. De rodillas en el sillón, el culo en
pompa, me acorde de la película erótica llamada "Emanuelle" en la que ella se
sentaba en un sillón igual al mío. Varias manos me palpaban las nalgas mientras
que dedos atrevidos se introducían por mis agujeros...



Cuando más enardecidos estaban los marineros, mi "marido"
grito "basta" y me ordeno que me retirase a mis aposentos. Despidió a los
pescadores no sin antes agradecerles su regalo y les dijo que cuando quisiese
podían subir a vernos. Una vez que los pobres pescadores se hubiesen marchado,
me comento que no era bueno desde la primera vez ofrecerles todo porque sino la
cosa perdía su encanto, que ya habría tiempo para ello.



Prepare una cena frugal mientras Manolo seguía mis
movimientos acomodado en un sillón y con una bebida en la mano. Lo vi pensativo
mientras se recreaba con el movimiento danzarín de mis pechos desnudos, así como
con la visión de mis nalgas y de mi raja asomando generosamente por el pequeño
delantal que usaba para no quemarme con el aceite al freír los pescaditos
comprados por la tarde en mi paseo por la playa.


Una vez cenados, nos acostamos pronto para reponer fuerzas.



Por la mañana me despertó el sol entrando a raudales por la
persiana de mi habitación. Me levante y abriendo la ventana, me asome a respirar
el aire marino de la mañana. Manolo se encontraba abajo, en el jardín, hablando
animosamente con un desconocido. Levanto la vista y me saludo amistosamente con
la mano. Le respondí y me fui a ducharme para bajar a preparar el desayuno.



En la cocina me encontré con la sorpresa de ver a un hombre
trabajando en los fogones. Me saludo respetuosamente sin parecer sorprenderse de
mi desnudez y me explico que se llamaba Sebastián y era el cocinero, amo de
llaves contratado por mi "marido" el día anterior. Me dijo que me sentara en la
salita que enseguida me traía el desayuno. Me encanto la idea de no tener que
trabajar en los quehaceres de la casa y me dispuse a aprovechar el suculento
desayuno preparado por Sebastián.



Una vez terminado de comer, cogí una toalla y me dirigí al
jardín para tenderme a tomar el sol, con una revista en una mano y un coctail en
la otra. Manolo se acerca a mí besándome con efusión. El desconocido se había
marchado. Mi marido me dijo que aprovechara la mañana para bañarme y tomar el
sol, que tendría una tarde ajetreada ya que me había preparado una sorpresa.



Se marcho al pueblo mientras me tendía encima de la toalla y
me embadurnaba de crema.



Cerca de las dos de la tarde, llega de nuevo Manolo y nos
fuimos a comer. Sebastián nos sirvió un suculento manjar, imperturbable al verme
desnuda delante de mi supuesto marido.


Nos acostamos para disfrutar de una siesta, levantándome a
las cinco de la tarde. Oía voces en el salón. Desperezándome, me duche y perfume
y me dispuse a bajar a la planta baja.



El murmullo de voces era cada vez más fuerte a medida que me
acercaba al salón. Franqueé la puerta, topándome con una quincena de hombres que
se callaron al verme entrar y se quedaron mirando a los tesoros que
generosamente les enseñaba. Manolo se acerco con un vaso en la mano y me dijo
que eran unos amigos del pueblo que él conocía de cuando venía a veranear en
este sitio. Les pidió que me acercarán un vaso con bebida y se dispuso a
presentarme.



Una vez hecha las presentaciones, mi "marido" dijo: "es toda
suya, aprovéchenla, pero ya saben que una de las condiciones es que no la
penetren sino cuando ya nos cansemos de jugar con ella. Entonces y solo entonces
es cuando nos la follaremos hasta dejarle los "bajos" hinchados, la
destrozaremos de gusto." Uno de ellos me ordeno que me subiese a la mesa.
"Acuclíllate y ábrete los labios, queremos verte el agujero del coño." Obedecí
separándome los labios al máximo para facilitarle la visión de mi gruta.



"Date la vuelta y adopta la posición de la perra, muy bien,
sepárate ahora los mofletes, así..." "Esto no puede ser, todo lo demás pelado y
este rincón todavía con pelambreras." "Es que así destaca más su ano, como ella
es morena, lo tiene bien guarnecido." respondió Manolo. "De toda manera,
continuo, si querréis afeitárselo ya le volverán a crecer los pelánganos."
Trajeron jabón de afeitar y una maquinilla de hoja de cambiar y se pusieron a la
tarea de dejarme el ojete barbilampiño. Una vez terminada la faena, se recrearon
con su obra obligándome a mantener abierto mi trasero. Me lo acariciaron con
delectación, introduciéndome la punta de los dedos en el ano, y luego oliéndolos
como si fuese perfume de "Cristian Dior".



Una vez acabada la excitación que les producía su ocurrencia,
pusieron música y agarrandome uno de ellos me saco a bailar. Me agarro los
mofletes por la parte de atrás, y me aprisiono contra su torso, llevándome de
esta manera al son de la música. Los demás rían y bebían mientras disfrutaban
del espectáculo. Cuando se cansaron, uno de ellos se quito el cinto y
enredándomelo por el cuello me puso a cuatro patas diciendo que sacaba a la
perra a mear al jardín. Todos le siguieron mientras que me veía obligada a
caminar de cuatro pata y mi dueño tirando de la correa para que me diese prisa.
Llegue al jardín con las rodillas magulladas. Allí mi dueño me obliga a
escarrancharme y mear en presencia de todos. Después de un esfuerzo, me salió un
hilito de orina que fue coreado por los presentes. Uno de ellos pregunto ")Y
cagar?, )no tendrá gana de cagar?



Les pareció una buena idea y así, de cuatro patas, tuve que
esforzarme en defecar. Un par de bolitas me salieron que me obligaron a recoger
con las manos para echarlas al lavabo mientras me preparaban un baño. Me bañaron
con mimo, sobándome por toda parte. Me secaron aprovechando para frotar con
ahínco mis rincones y me perfumaron. Ahora me dijeron que era un ama de casa que
salía a comprar al mercado y montaron una historia que me dedicaron. Yo salía
con mi carrito de la compra y llegaba a un puesto de fruta. Después de comprar
varios productos me daba cuenta de que me había olvidado mi monedero en casa.
Solícito el tendero me decía que no importaba, que se podía arreglar. Me pedía
que pasase a la trastienda donde una vez en ella cerraba la habitación no sin
antes haber llamado a los demás tenderos amigos suyos que entraron tras de mí
empujándome, sin dejarme escapatoria. El frutero me decía que me regalaba la
mercancía y sus amigos también pero si yo les enseñaba a mi vez "mi mercancía".



Hice como si esta proposición me escandalizase, pero ellos me
convencía que era una verdadera "ganga", cediendo al final. Me desnudaba toda
azorada por la proposición y los espectadores que no perdían detalles me pedían
que tomase toda las posiciones que se me ocurrían para dejarles ver mi coño y mi
culo así como las tetas. Yo ideaba toda las posturas que me parecían para que me
viesen bien todo mis rincones y no se quedasen con dudas sobre la textura de mis
labios vaginales, mi entrada al túnel del amor, lo rojo de mi carne íntima o los
pequeños pliegues del ano. Tuve que acercarme a que me ordeñasen las "tetas" y
luego me diesen la vuelta para recrearse con mi trasero. Una vez terminada la
exhibición, pasaron a desarrollar otra idea como la del médico y su paciente...



Terminaron con el juego de la operaria de una fábrica de
"chupa-chups" que tenía que determinar los diferentes sabores de la mercancía en
cuestión. Ya se pueden imaginar lo que eran los famosos "chupa-chups". Se
colocaron alrededor de mí y yo de rodillas en el suelo tenía que probar sus
pollas en ristre y decir a que me sabían cada una de ellas. Esto les calentó
tanto que ya pasaron a penetrarme de manera atropelladamente en principio, ya
que estaban impacientes por probarme, para al final organizarse y echarme todos
un buen polvo, dejándome, de vez en cuando, limpiarme con una toallita empapada
en perfume, mis "bajos", para luego dejarme otra vez mis agujeros llenos de lefa
así como la boca y cara. Ya relajados, se dedicaron a idear posturas y
situaciones para poder penetrarme. Me dejaron irritadísima y exhausta pero
completa con esta visita.


Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 1
Media de votos: 1.00


Si te gusta la web pulsa +1 y me gusta






Relato: De Vacaciones (2)
Leida: 419veces
Tiempo de lectura: 8minuto/s





Participa en la web
Envia tu relato







Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados



























Relatos porno de sexo con maduros el comerciante 3 (la fiesta parte 1) parma-build.rucuento eroticos un massaje a mi madre con vibradorrelatos eroticos doraemon novita y Shizuka primera vesRelatos porno amor filial descubri a mi hija bdlol.rurelatos porno mi hija tenia la vulvita inflamada y le puse cremitaMi papa me embarazo alos relatoRelatos porno amor filial enputeciendo a una jovensita (4) bdlol.rurelatos porno anal leche nenitaosexo sin tabues amor filialPorno relato insesto puro jorange.ruPorno relato vida de soltero 2 bdlol.rurelatos eroticos mi abuela acepta ser mi amantesapitp relato erptivo gayPorno relato insesto puro jorange.rupor las noche me cuelo en la avitacion de mi madre y me la enculo dormida relatos escritos pornomis hijas y el sexo cap. 5 relatosrelatos pornograficos ilustradosmi curioso hermano menor relato gaycuentos eróticos,anabel sus grandes tetas y sus caderas sensuales en la reunión ....relatos de amor filial mis hijita en las piernas de papárelatos eroticos repetidorel despertar de julissa relatospeinadoras sensuales y cachondasRelatos porno amor filial de vicita donde mi hermano bdlol.rula primeravez que hagoel amorconmisuegrarelatos eroticos mi tia convence a mi madre de darme su culorelatos con 25cm se lo metiobdlol ru mama y hijo relatorelatos de actividades insestosoRelatos porno amor filial mi amigo mis sobrinas y yo bdlol.rurelatos eróticasrelato erotico me gusta provocarloConfesiones site:parma-build.rumisrelatosporno alquilando ami hija 7nalgona site:parma-build.rurelatos xxx fordito tercero a¡que rico me aprietas la verga! Tienes bien apretado tu culito cuñadita.Zoobisex orgía Porno relato mi vida de soltero 2 jorange.ruRelatos porno de amor filial nos obligaronmi bebita relatoMis relatos eroticoCompadre todo eso le metes a la comadresexo relato jugando con mi pequenamisrelatosporno vecinitarelatos eroticos mijail alquila a su hijarelatos eroticos himen colectivoRelatos eróticos aahhh ummm así más duroparadita solo le sube la falda y le hace a un ladito el bikinirelatos de zoolofilia extremosrelatos aprendi a mamar guevo con mis perros anita site:parma-build.ruculona site:parma-build.ruRelatos porno amor filial mis sobrinas de 11 bdlol.rumisrelatosporno vecinitarelatos eroticos mijail alquila a su hijaRelatos porno amor filial mis hijas bdlol.ru/relato38730_Cuidando-a-Nuestras-Sobrinas-2.htmlPorno relato me amor filial jorange.rupanty perdida relato"sdpa relatos"relatos eroticos bdlol.ru padre madrecura site:parma-build.ruRelatos eroticos de incesto y amor filialPorno relatos amor filial de vuelta a la fincaDesvirgando ami hija de siete años relatospapa me desvirgo relatosrelatos de incesto mi papa albañilla inocente Ara pachondorelatos porno de amor filialpapi come coñito relatopornogaypoliciasrelatosrelatos eroticos yo tan educada y no podia creer lo que deciarelatos eroticos mi mama maribeliglesia site:parma-build.ruRelatos eroticos zoofilia descubriendo a mis abuelos con animalesMujeres en calzoncitos esquisitasRelatos porno amor filial bdlol.rurelato incesto mi esposa y mi hija pequeñaporno sequetalarelatos eroticos con taxistasrelatos eróticos el joven con síndrome de dowmSubmanga filialMas gruesa y larga de mi suegroRelatos de jotos cogiendo delante de sus familiasllore mucho cuando mi padre me desvirgo relatosPorno relato mi hermano se folla a sus sobrinas jorange.rusexo sin tabues amor filialrelato porno ermanastra estriperRelatos abrase a mama y labese con locuraRelatos porno amor filial mi cuñado y nuestras regalonas bdlol.ru